images

GRACIAS, LECTOR

“Yo nunca tuve en cuenta al lector, la prueba es que no los tuve. No los tuve durante mucho tiempo. Pero eso no tiene importancia”. Juan Rulfo.

Confieso que tampoco pienso en vosotros en el momento de escribir, me miro más a mi mismo por dentro, buscando por si encuentro algo nuevo que contar. Durante mucho tiempo he pensado que os daba la tabarra: otro correo con nueva entrada de blog ¡hay que leer! ¡qué pesadez! Pero no, sois atentos y cada vez tengo más y mejores lectores, hoy aprovecho para abrazaros a todos.

Si leyendo lo mío os entrara el apetito para gustos más elevados, ya me sentiría recompensado.

Una obra literaria, por pequeña que sea, solo vive con el autor mientras la concibe, cuando se cierra y se expone a los lectores ya no tiene nada que ver él, ya no es suya. Me agrada que podáis conservar alguna idea mía aunque en el vago recuerdo de alguna línea que os pareció que brillaba por encima de las demás, en la que descubristeis un detalle en el que no habíais pensado nunca o que os dijo algo de una manera mejor a como la hubierais pensado o eso que justo teníais en la punta de la lengua. Bien, eso me gusta. “Yo no he podido vivir de la literatura. Y me parece bien”, dice el escritor Juan Rulfo. Yo tampoco pensé en escribir para vivir de ello aunque no sé si me parece bien o mal. Lo que me satisface es imaginar que a través del contenido de alguna línea he llegado a conectar y/o coincidir con una forma de ver, pensar o reflexionar. O todo lo contrario, poder sugerir un pensamiento diferente a otra mente diferente. Estáis ahí y yo aquí. Sabemos donde estamos y donde encontrarnos, nuestra relación puede ser, si no transcendental, sí divertida. ¿Divertida? Claro que es divertida una relación en la que sin vernos cocinamos juntos experiencias, pensamientos a veces sutiles, personales. Caramba, me gusta. Cariño, sentido y brevedad son los tres ingredientes. No me digáis ni que sí ni que no, ni si mejor o peor, no es obligatorio que me contestéis (algunos lo hacéis y lo aprecio mucho), ya miro el número de entradas al blog y de verdad, aunque fuerais diez nada más los que empleáis vuestro tiempo en llegar a mis líneas, muchas gracias.